el emigrante,

Emigrante

 

Ir hacia el horizonte del tiempo y los latidos

Conquistar el olvido de todo lo malo que he sido

Ver del misterio lo que queda de asombro

Si acaso es posible reparar, en lo hondo

Esos días de la luz, y volverlo a buscar

La suerte es la misma, el final es igual

Reparar el camino, irte solo contigo mismo

Y como una aguja en lo oscuro, tejer de la noche

El cielo y el mar.

Siento frío de estar solo, las memorias borrosas

Casi no recuerdan tu hablar. ¿Por que no salvamos del día,

Lo que resta por andar? Solo ese orgullo mezquino,

Mezclado con tu egoísmo, y esos duendes paranoicos

Que te solían contar,

Ya yo no estoy, ya me he ido, quizás pueda regresar

Pero cada paso, me aleja del lugar que he perdido

Y como un desconocido, me he perdido es este mar.

Nadie sabes aquí mi nombre, nadie aquí es familiar

Sigo siendo el mismo hombre, que cara es la libertad.

 

Ricardo Toribio

 

Todos los Derechos Reservados.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: