MI MAYOR RIQUEZA

familia-mama-sara-carmen-y-ricardo.jpg

Recuerdo de ti

Esta madrugada he estado leyendo a Tolstoi. Sus sabios consejos acerca del arte,

Donde dice que esta actividad es un medio de fraternidad entre los hombres

Que los une en un mismo sentimiento, y, por tanto, es indispensable para la vida

De la humanidad y para su progreso en el camino de la dicha.

 

También he encontrado una foto de la familia, cuando éramos niños junto con mamá, mis hermanas Sarita y Carmen Rosa. Yo tenía tres años para ese día que fuimos al pueblo A retratarnos, ha pasado mucho tiempo, y también hemos cambiado,recuerdo que mama tenia un vestido de una tela brillante con unas formas estampadas parecidas a berenjenas en diferentes tonalidades de amarillos y naranjas, era de tela doble y de mangas que terminaban en encajes menudos sobre su antebrazo, les daba a mama un aire de frescura primaveral, traía puesta una cadena dorada que mama la usaba para las ocasiones especiales,un moño alto partido en dos en forma de cono boca abajo y en su rostro una leve sonrisa, a su derecha estaba carmen rosa ,con un vestido blanco, y una pollina sobre su frente que mama les hacia con un palito redondo ,tenia las pequeñas cejas un poco fruncida como si preguntaras ¿ que buscara esa mujer debajo de esa manta oscura apuntándonos a nosotros con ese aparato? A la izquierda de mama estaba sarita con el mismo peinado y la misma pollinita del palito preguntándose en sus ojitos ¿que ira a hacer esa mujer ahí agachada? Luego estaba yo el mas pequeño,el que vino en la guagua en las piernas de mama frotando el vestido nuevo entre mis dedos, la cabecita redonda como inclinada hacia atrás, como quien sospecha que en ese lugar algo puede pasar, luego el flash, eran días dichosos cuando nos fuimos a retratar; eran esos los mismos tiempos en que veía a mama dibujar caballos y flores que luego bordaba con hilos de colores, pintaba flores amarillas sobre fondo azul en el espaldar de su cama donde todos nosotros queríamos dormir, claro como era yo el mas pequeñ de ves en cuando en las noches tenia ese privilegio, dejaba a Sara y a carmen rosa en la colombina como se llamaba esa camita donde dormíamos los tres hermanitos, y me subía en un banquito que había en la sala al lado de la puerta de la habitación de mama, desde ahí alcanzaba la tablita que serraba la puerta le daba vuelta y entraba, brincaba a la cama y me acostaba al lado de mama, lentamente como quien no quiere despertar al que duerme levantaba la sabana y me arropaba al lado de ella, a veces mama despertaba me sentía y me abrazabas contra su pecho, otras veces no me sentía y seguía dormida.

 

RICARDO TORIBIO

 

 

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: